Posteado por: referencialacustre | noviembre 18, 2008

VOLVER A MIRAR DESDE LA IZQUIERDA

izquierdaA propósito de esta creciente y preocupante “derechización” que se ha concretado en las últimas elecciones de nuestra comuna, me vino a la cabeza una historia de cuando era niño.

Provengo de una familia de Izquierdas; mi padre y mi madre fueron activos opositores al régimen dictatorial de Pinochet y se jugaron el todo por la vuelta a la democracia. De esta manera, crecí entendiendo que naturalmente nosotros (los chicos de la casa) también debíamos ser de izquierda y que éramos parte de la oposición a la dictadura de Pinochet. Fundamentalmente, estas dos palabras –oposición e izquierda- conformaban mi lexicología política, eran de alguna manera mis certezas.

Cuando tenía aún 9 años, y se produjo el triunfo de Aylwin, una duda me desarmó por completo: “Bueno, -pensaba yo- si ahora vamos a estar en el gobierno, significa que ya no seremos más oposición. Entonces, quizás también dejaremos de ser de izquierda! ”. Los años de hermandad, de solidaridad y de tremenda creatividad en la lucha llegaban a su fin, para situarnos desde otro contexto hacia el futuro: desde el poder.

Un día, en el patio de la casa, le hice por fin la pregunta que tanto me intrigaba a mi padre:

-“Papá, ahora que la Concertación será gobierno, ¿Dejaremos de ser de izquierda?”

-“¡Nosotros nunca dejaremos de ser de izquierda! ” – exclamó, al tiempo que dejaba salir una carcajada. Pasados los años, tengo la impresión de que esos temores de cuando niño se hicieron realidad. De que no estaba tan equivocado. Que finalmente, muchos dejaron de ser de izquierda cuando les llegó el poder.

Tras el retorno a la democracia, las cúpulas se quedaron con el pan, mientras que la gran mayoría de los que había luchado (mi padre incluido), se retiraron con las amargas migajas de la no participación y la exclusión. La coalición que fuera de “izquierda” se fue derechizando progresivamente, para terminar adscribiendo a un sistema neoliberal cada vez más devastador. La cooperación, la solidaridad y la creatividad de los años de lucha contra la dictadura, se esfumaron para dar paso a lo que al interior de la propia Concertación se ha llamado el “canibalismo político”.

Finalmente todos esos sueños en los que muchos de nosotros fuimos criados, de los que muchos de nosotros fuimos nutridos, fueron cambiados por mucho crecimiento económico, pero escaso desarrollo.

En el nuevo escenario político posterior a las elecciones municipales, con la derecha en el poder comunal y con un número importante de municipalidades a nivel del país, se hace imprescindible: reunificar a los sectores progresistas; redefinir un programa que nos convoque (a todos), terminar con la exclusión y mirar el futuro desde esa añorada trinchera de los sueños y las esperanzas. Al parecer, llegó el momento de volver a mirar desde la izquierda.

Por Gabriel Gatica Bahamonde, Médico (Universidad de Santiago)

Diplomado en Salud Familiar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: